jueves, 19 de mayo de 2011

Más que un electrodoméstico… una herramienta útil para trabajadores a tiempo completo

Quiero contarles sobre un regalo que recibí el pasado Día de la Madre: mi olla de cocción lenta. Al contrario de lo que algunas personas puedan decir sobre regalar artefactos de cocina, para mí, cocinera por sobre todas las cosas, son cómo el juguete soñado que todo niño pueda desear recibir de manos del Niño Jesús un 25 de Diciembre.

Mi olla tiene una capacidad de 3.5 quarts equivalentes a 3.3 litros aprox

Esta útil herramienta me permite cocer mis guisos, caldos y sopas con un mínimo de líquido agregado aprovechando al máximo los jugos que emergen de mis alimentos, tiempos de cocción muy prolongados a la mínima temperatura potenciando al máximo el sabor de cada ingrediente y por si fuera poco, puedo cocinar mientras duermo una larga siesta, incluso toda la noche o me dedico a otras cosas sin preocuparme que mi plato pueda quemarse, apagándose automáticamente ya que tiene una función programable. Muy útil también durante el día cuando salgo a trabajar, la dejo cocinando y en la noche tengo mi cena lista y calientita.
Debo decirles también que, aunque este concepto se lanzó al mercado en los años 70, en el transcurso del tiempo ha mejorado notablemente su tecnología obteniendo ahora ricos platos con texturas variadas y colores brillantes que no se apagan con los largos períodos de cocción, hay ahora una cantidad de libros de recetas nuevamente rediseñadas para usar con ella y otras totalmente nuevas que refrescan el repertorio y juegan con los aromas e ingredientes agregados al último minuto para obtener resultados sorprendentes. Poco a poco iré incorporando algunas de ellas para que en tu casa también puedas disfrutar de una comida reconfortante y saludable cómo si hubieses pasado todas esas horas parado al pie del fogón.
Sin embargo, sino cuentas con una puedes siempre recurrir al método tradicional seleccionando preferiblemente una olla pesada y de fondo grueso, reduciendo los tiempos de cocción a la mitad o menos según la capacidad de tu cocina en cuanto a cantidad de calor emergida en fuego bajo y chequear constantemente el grado de humedad de tus preparaciones, las cuales necesitaran más líquido que en la olla de cocción lenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios, son valiosos para mí y son los que me estimulan a seguir adelante!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Gracias por tu Visita

FeedBurner FeedCount