miércoles, 2 de marzo de 2011

Lo que siempre hay en mi despensa

¿Cuántas veces te ha pasado que de pronto te provoca cocinar algo que no estaba previsto en tu lista de compras, o llegaron de visita unos amigos y tienes que ofrecerles algo de comer?
Mantener una buena despensa te permite ampliar tus preparaciones diarias en la cocina, y te saca de aprietos a la hora de improvisar.
La despensa es mucho más amplia de lo que algunos consideran. Estamos acostumbrados a pensar que lo que llamamos despensa, es un espacio en la cocina donde guardamos enlatados u otros alimentos que no necesitan refrigeración. Sin embargo, debemos pensar en ella, cómo el conjunto de productos que usamos frecuentemente, lo que para mí, incluye una cantidad de ellos que están en mi nevera o en mi congelador, y que siempre tengo a mano a la hora de cocinar.
Fuera de las especias o condimentos que uso, la cual es una lista bastante amplia y podrás encontrarla próximamente en Mi Cajón de las Especias; estos son algunos de los alimentos que trato siempre mantener en mi despensa:
Congelador:  vegetales como guisantes, maíz, zanahorias, espinacas; caldos de ave, res y mariscos; carne o pescado para carpaccios, pescados ahumados como salmón o lau lau; pan de distintos tipos, concentrados de frutas, masa de hojaldre, barras de mantequilla con y sin sal, granos pre cocidos como garbanzos, caraotas y lentejas; diferentes tipos de nueces como avellanas, macadamias; harinas de trigo común, para hacer pan, integral, sémola; harinas de maíz para hacer arepas, polenta; harina de centeno, afrecho, cereales como el trigo entero, hojuelas de avena, cebada perlada; féculas de maíz y papa, distintos tipos de arroz y sopas ya listas como los minestrones de legumbres o cremas de verduras.
Nevera: diferentes tipos de mostazas, mayonesas y salsas como el kétchup, B.B.Q., soya, inglesa, de pescado, de ostras, teriyaki; encurtidos, anchoas, alcaparras, levadura instantánea, mermeladas, pasta concentrada de tomate, dip de vegetales o legumbres, tomates secos o confitados, pimientos asados, aceitunas, huevos, mantequilla, quesos diferentes y cortes de carnes frías, frutos secos como las uvas pasas, orejones de albaricoque; vinagretas o aderezos para ensaladas, sirup de maple, algún tipo de antipasto de vegetales, vino para cocinar, una buena botella de vino para compartir y algunos vegetales y frutas frescas.
Alacena: distintos tipos de azúcar como el blanco, el moreno y pulverizada (nevazúcar); crema de leche como la enlatada y la de tetrapack, diferentes aceites y vinagres, atún y sardinas enlatadas, tomates enlatados, café en polvo para colar e instantáneo, polvo de hornear, bicarbonato de sodio y crémor tátaro, cacao en polvo, leche en polvo, condensada y evaporada, gelatina sin sabor en polvo o en láminas; te de diferentes sabores, miel, chocolate en gotas (chips) o en tabletas; pimientos de piquillo, aceitunas enlatadas, pasta de diferentes formatos y casabe.
Me encanta ampliar mi despensa, cuéntame cómo es la tuya y recomiéndame algo que, para ti, sea  fundamental tener siempre a mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios, son valiosos para mí y son los que me estimulan a seguir adelante!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

Gracias por tu Visita

FeedBurner FeedCount